enero 14, 2006

enero 09, 2006

Digo yo no...

"El presidente tiene los mismo derechos que todos nosotros, y si los diputados tienen tres periodos, porque el presidente debe tener dos...". Palabras más, palabras menos, fue parte de la declaración dada por el Diputado Calixto Ortega publicada en "El Nacional" ayer, en relación al tema de la reelección. Ahora, digo yo, si la idea es darle los mismos derechos al presidente que a los diputados, porque no le reducen el periodos a estos a dos ejercicios parlamentarios, en vez de subir a tres periodos los que puede ejercer el presidente. Eso estaría más de acuerdo con la política de igualación hacia abajo que ha venido practicando la "revolución bonita" desde que esta en el ejercicio del poder...

Digo yo no, es solo un parecer...

enero 04, 2006

Tiempo

Ayer me reuní con algunos "viejos" amigos, y digo viejos no por la edad sino por el tiempo que tenemos conociéndonos. Y entre una conversación y otra, un trago más un trago menos, termine pensando en el transcurrir del tiempo y como han cambiado tanto mis amigos y yo, como la forma en la que nos relacionamos, pero sobre todo nuestras prioridades.

Hace poco más de diez años la reunión de ayer era parte de las costumbres de mi grupo de amigos. Nos reuniamos a celebrar el cumpleaños de uno de los más jóvenes, y además era algo así como el cierre de todas las fiestas y encuentros de la temporada decembrina.

La de este año fue diferente en muchos sentidos. Yo no asistía desde hace dos o tres años, y creo que el año pasado no la realizaron. Otra particularidad de la de este año, es que fue el mismo cumpleañero quien llamo uno a uno a los personajes involucrados en esta especie de ritual comunitario. En otras ocasiones, era el grupo el que se aparecía en su casa sin invitación y sin nada organizado, y estabamos armando bochinche hasta que el cuerpo aguantara, lo que no pocas veces fue hasta amanecer.

Sin embargo, lo que más llamó mi atención fue el tema de las conversaciones que sostuvimos los presentes. Casi todas, por no decir todas, giraban en torno a la familia, los hijos de los que los tienen, la pregunta que nunca falta de para cuando a los que no los tienen, y así por el estilo.

A mi mismo me sorprendió que ese fuera el tema de la mayoría de nuestras conversaciones fuera ese, eso me hizo pensar en el inefable paso del tiempo y la forma en que nos hace cambiar, aunque en apariencia sigamos siendo los mismos...

diciembre 22, 2005

Desalientos...

No hay peor cosda que convencerse de que no se puede...

De esa convicción nace la paralización de todos nuestros esfuerzos... ¡Cuan fácil es esto en los caminos de la virtud!. Las repetidas caídas que porque somos humanos tenemos, nos desalientas y nos llevan al convencimiento de que las alturas no son para nosotros. Y entonces, ¿para qué malgastar esterilmente las energías en la senda de la elevación?. Es este siempre el estribillo de los que quieren, en un momento, llegar a las cumbres. Olvidan que la perfección no es obra de un día, ni de un año, sino de toda la vida y por eso desmayan.

¡Cuan terrible es el amor propio!. Nos vemos humillados con las caídas y gritamos descorazonados: "¡Yo no nací para tanto!...". Hubo un momento en que las cumbres nos obsesionaban. Quisimos aletear hacia ellas y al sentirnos tropezar, creimos que no se habían hecho para nosotros...¿Por qué?. Porque caímos al subir, como si cayendo no se pudiera triunfar.

Debes convencerte de que es inevitable rodar muchas veces cuando se sube, el secreto de subir no esta en no caer, sino en no permanecer caído. No temas las caídas ellas deben servirte para humillar, para pisotear, para matar tu amor propio. No seas miedoso. Cuando caigas asesinale y te habras librado de su tiranía.

Procediendo de este modo, tus mismas caídas te serviran para elevarte, para hacerte humilde...

P.S.: El texto no es mio lo escribio un amigo hace tiempo, cuando ambos eramos adolescente y queriamos cambiar al mundo. Lo encontre buscando otra cosa entre papeles viejos y poniendolo en perspectiva ahora me pregunto si soy capaz de hacer lo que propone en el texto y si todavía persigo los mismos ideales...

diciembre 15, 2005

Soledad

Me estoy acostumbrando a estar solo. Ya no me incomodan las ausencias. El vacío se ha vuelto costumbre. No me gusta. Necesito alguien a quien amar, quiero amar a alguien y que alguien me ame. Pero esta endiablada rutina en que ha caido mi vida es a rato, por no decir siempre, más fuerte que yo. ¿Qué hago?...

diciembre 13, 2005

Motivos...

Cuando necesite un motivo adicional a su belleza para decirle a una mujer como la reina extrema que es bella, tendré que preocuparme...
Cuando necesite un motivo adicional para decirle a alguien como Canela lo bella que es y que me encanta la intensidad de lo que escribe, tendré que preocuparme...
¿Por qué?. Porque pienso que es más fácil y llena más decir esa clase de cosas que dedicarse a buscar lo malo de los demás, a criticarlos o a reirnos de ellos...

Es todo...

diciembre 07, 2005

Violencia ...

Hace algunos días se celebró el día contra la violencia a las mujeres. Ese día vi algunos articulos de prensa y algunas notas en uno que otro blog, pero no le preste mayor atención al asunto. Quizas porque el tema es y ha sido ajeno a mis relaciones. En mi familia las feminas son, por decirlo de alguna manera la fuerza dominante. Y los pocos representantes del genero masculino, no por ser pretencioso, tratamos a las mujeres como lo mejor que ha hecho Dios, pertenezca o no a la familia, aunque no falte la que nos reviente el higado.

Recorde el tema, porque hoy vi a un niño de unos doce años golpear a su hermana, como primera reacción a algo que le decía la niña. No hubiera significado nada si no supiera, que su padre suele hacer lo mismo con su madre, y que podría apostar una fuerte cantidad a que eso es lo que ha visto y aprendido como patrón de relación con las mujeres. Y lo digo porque me parece qu ese es uno de los círculos viciosos que hace mucho más difícil combatir la violencia contra la mujer y la violencia femenina. No m cabe duda que quien ve en su niñez tratar con violencia a una mujer, cuando sea adulto tratara de igual manera a todas con las que establezca relaciones, del tipo que sea. Dicho de otra manera, un niño maltratado o que ve maltratar a su madre, sera de manera indefectible un adulto que maltralte a sus hijos y a su pareja.

La cuestión es como romper esa cadena. Como mostrarle la salida del círculo vicioso sin que parezca que te estas inmiscuyendo en su vida familiar.

noviembre 30, 2005

Cierre...

Tenía la intención en escribir sobre eso en tercera persona. Pero después de pensar preferí hacerlo en primera persona, es mejor de esa manera, para terminar de cerrar el círculo. Hasta el último momento estuve buscando una razón para hacer (o no hacer) lo que hice. Desde que paso lo que paso entre ella y yo, estuve evitando cualquier clase de encuentro. Solo nos habíamos visto una vez, por petición suya, pero esa vez no estaba listo. Tuve que apelar al cinismo para no explotar y decirle lo que sentía en realidad. Quizás ella se dio cuenta y por eso mismo también evito los contactos después de esa oportunidad.

Hasta que volvió a necesitar de mí. Como otras veces solo por mi trabajo. Necesitaba que la “ayudaran” (entiéndase que le hicieran un trabajo que no sabía hacer). Pero eso no me sorprendió, solía pasar cuando teníamos algo, cuando éramos algo, dado su cinismo, no tiene nada de raro que volviera a suceder en algún momento.

Cuando llegue apenas la salude. Frío y distante, si intencionalidad pero así era. Con esa distancia que suelo ponerle a las personas que no me inspiran confianza. Con un usted, “señora” en su caso, que no deja lugar a dudas. Dice fuerte y claro, usted allá, yo aquí, mantenga su distancia. Hice lo que había ido a hacer, hablamos un poco de nada, de lugares comunes ya gastados entre ella y yo y eso fue todo. Salí de escena sin despedirme.

Ahora que lo pienso, esa vez ni siquiera la mire a la cara. No se si por miedo, por rabia, por desgano o solo porque no me provocó. Ni siquiera llegue a mencionar su nombre en algún momento.

Y ahora que lo pienso, eso marco el cierre. Esa presencia impersonal, más mía que de ella fue el verdadero final. Creo que ahora si puedo decir de manera definitiva que ella es un capítulo cerrado en mi vida. Ha dejado de ser y de estar. Ahora si puedo decir que camino solo, sin fantasmas ni esqueletos en mi memoria. Ahora soy yo realmente, veamos entonces que nos depara la vida…

noviembre 29, 2005

Esa clase de gente....

Hay personas que creen tener a Dios agarrado por la chiva y al diablo por las bolas y que eso le da derecho a tratar a los demas como el trapito de limpiar el piso. Pero como si algo tiene esto que llamamos vida es que es cíclica, en algún momento se esta arriba y al siguiente se esta abajo. Y si cuando estamos arriba, nos dedicamos a hacerle la vida de cuadritos o a despreciar a otros, cuando estemos abajo no podemos pretender que nos traten con la dulzura de un bombón de chocolate.

Yo, de manera particular, no me preocupo mucho por esa clase de personas, ni cuando están arriba ni cuando están abajo. Pero si me dan ganas de reir, cuando los veo haciendo aquellas cosas de las que denigraban cuando estaban en la cima de la ola. Por algo decía mi abuela que lo mejor que hizo Dios fue un día después de otro...

noviembre 28, 2005

Equilibrio...

Mi días han estado llenos de muchas cosas, aunque no de todas las que quisiera, y si de muchas que no quisiera. Pero eso no es nuevo, y en lo absoluto es original. Si algo he aprendido, es que aunque parezca, hay mucha gente en la vida a la que pasa por circunstancias muy similares a las mías. Es solo, que como no están en mi entorno inmediato, muchas veces pareciera que me ocurren solo a mi.

Sin embargo, no todo puede ser malo, ni todo puede ser bueno siempre. No todo puede ser jodedera, ni todo puede ser trabajo siempre. Debe haber EQUILIBRIO. Ese es parte del secreto de la buena vida. Por lo menos eso creo o he aprendido en el tiempo que tengo en este proceso que llaman existencia. El equilibrio es la clave de una vida bien vivida. El problema es que se dice fácil, pero es una de las cosas más difíciles de conseguir.

Nos encanta vivir en situaciones extremas pensando que eso le da sentido a nuestra exzistencia, pero no es así, por lo menos no para mi. Hay un punto de equilibrio para cada quien. Un punto en el que conocemos la felicidad y la tristeza, la satisfacción de trabajar y la angustia de no tener trabajo, la buena compañía y la buena soledad. Cada uno de esos extremos, entre otros, son necesarios, en dosis y en momentos diferentes para cada uno de nosotros, el problema es determinar cual es nuestro punto de equilibrio y hacer lo necesario para estar la mayor cantidad de tiempo posible en ese punto y no en los extremos.

A ver como hago para lograrlo...

noviembre 21, 2005

Balance de medio fin de semana...

Medio fin de semana porque la mitad fue suficiente. Un día alcanzó para:
  • Entender, muy a mi pesar, que cuando alguien quiere echarse un carro de mierda encima, por muy amigo que sea, por mucho que se lo digas lo va a hacer y lo único que puedes hacer es dejar que se empatuque hasta donde no le da el sol y que ruede dándose la mayor cantidad de coñazos posibles, o por lo menos que se de uno que sea el coñazo de su vida, para después, y solo depués darle la mano, gritarle a todo pulmón "sigue de pajuo, yo te dije que eso iba a pasar", y rogarle al cielo que esta ronda de coñazos lo haga ver las cosas de otra manera.
  • Para entender que como decía mi abuela, no hay cabrón sin puta. Y que es muy cierto que hay mujeres que les gusta que las maltraten, y a las que no les importa hacer el papel de la otra y hasta con orgullo lo asumen.
  • Que las mujeres son más crueles y despiedadas entre ellas misma que lo que puede llagar a ser cualquier hombre con ella, o los hombre entre si mismos.
  • Que muchas veces aquello que siempre quisiste hacer pero nunca hiciste y que sigue estando en tu lista de cosas pendientes puede llegar a ti cuando menos los esperas.
El balance de este medio fin de semana no es bueno. Me dejo con menos confianza en el genero humana, en sus dos versiones. Con menos amigos y con una condenada gripe más fastdiosa que el co...

A ver como nos toca esta semana...

noviembre 18, 2005

Razones

Leyendo los post de Doña Cereza sobre la infidelidad, no queda más que reconocer que lo que dice es muy cierto, pero es solo una cara de la moneda. Así como hay razones cuya valides no pongo en duda para ser infiel, las hay para no serlo. No digo que yo sea incapaz de ser infiel, si algo he aprendido es a nunca decir nunca, es demasiado tiempo y ni siquiera se lo que va a suceder esta tarde menos más allá en el tiempo.,


Pero volviendo al punto, para mí, y repito son mis razones, no se si alguien más tiene otras para serlo, existe varias razones para ser fiel. La primera es que no hay nada más peligroso para la salud mental y económica de una persona que la infidelidad. El estrés constante al que se ve sometido uno tratando de no llamar a su pareja oficial como a la otra, o de no hacer lo que hace con la otra para no levantar sospechas es de película, de película de terror. Eso de decirle María a la que se llama Andrea, o viceversa, es una declaración de culpabilidad que pasa más seguido de lo que uno se imagina. Podría argumentarse que para evitar eso es mejor usar los motes cariñosos, que si mami, corazón, amor, y por lo consiguiente, pero créanme cuando les digo que es muy probable que ocurra que en medio de una pelea, en las que en lo absoluto se usan esa clase de apelativos, se le escape a uno el nombre de la otra persona y lo que era una discusión sin mayores pretensiones se convierte en la tercera guerra mundial, porque ninguna fémina que se respete deja pasar eso sin más, y menos si es una cuaima venezolana.

En cuanto al aspecto económico, es más que evidente, que si en las presentes circunstancias, resulta difícil mantener a una pareja, tener un segundo frente exige cierta holgura

Otra de las razones que tengo para no ser fiel, es que si algo me ha enseñado el convivir la mayor parte mi vida en condiciones de inferioridad numérica con el genero femenino venezolano es que NO son pendejas, como lo quieren creer la mayoría de los hombres. Y se dan cuenta del más mínimo cambio de conducta de su pareja, y los hombres que además de básicos SI somos medio pendejos, o pendejos y medio, lo primero que hacemos cuando nos atrae otra mujer es cambiar de perfume o bañarnos en el cuando normalmente no usamos, o cualquier tarugada por el estilo. Y es que somos tan pendejos que esta es una verdad del tamaño de una casa, que ha sido dicha no se cuantas veces por las mismas mujeres y en unos cuanto libros que tratan el tema y aun así, los hombres meten la pata y se dejan descubrir en con detalles como ese.

Otra de mis razones para no ser infiel, es que mi cerebro se desconecta cuando esta frente a una par de ojos como los de la reina extrema, o frente a un portento de mujer como Cherry o cualquiera de las que abundan en este país de mujeres exuberantes y es capaz de responder cualquier pregunta que le hagan sin medir las consecuencias de su respuesta, y no hay nada más peligroso que un hombre respondiendo preguntas de una mujer sin pasar sus respuestas por el filtro de su cabeza. Se mete uno en cada paquete. Y dice cada cosa que muchas veces al día siguiente, o a la hora se le hace difícil recordar todo lo que dijo, y teniendo que apelar al manido recurso del “¿yo te dije eso?”.

Estas son solo algunas de las razones que tengo para practicar la fidelidad, más por un asunto de seguridad personal, que porque no resulte atractiva la infidelidad en si misma, más en un país como este donde cada dos pasos se encuentra uno con un portento de mujer más hermoso que el anterior. Pero ya bastante difícil es estar con una para querer enredarse la existencia con dos o más mujeres.

noviembre 16, 2005

Espejismo...

Reconozco la imagen del espejo como la mía pero no tengo control sobre ella. Se esfuerza en demostrarme con palabras que no entiendo o no quiero entender, que la ausencia se ha convertido en lo único permanente en mi vida, no la ausencia de los otros, no la de alguien a quien amar, sino la mía. Si, eso es lo que no quiero aceptar lo que rehuso. He vivido ausente de mi propia vida. Viviendo de la forma en la que otros me han dicho que es la "correcta", sin atender mucho a lo que quiero o deseo, a lo que necesito ser.

¿Y ahora que hago?. Lo abandono todo y persigo a mi imagen para que me de una idea de como vivir. No. Es la misa situación, sigo buscando las respuestas fuera de mi. Sigo estando vacío, ausente...

noviembre 10, 2005

Paciencia...

La paciencia es una virtud y una de las claves del éxito en cualquier área en la que uno se proponga tenerlo. Siempre me he preciado de tener un poco más de paciencia que el resto de las personas que están cercanas a mi, pero si hay algo que me resulta muy difícil es tener paciencia con los miembros de mi familia, en especial con mis padres. Pareciera que saben con exactitud que decir o hacer para sacarme, con el menor esfuerzo posible de mis casillas, no se si porque me conocen, por su experiencia o por ambas cosas

Los últimos días han sucedido algunas cosas que me han hecho pensar mucho en esto, sobre todo en cual es la razón de ser de ello. Me he dado cuenta de que los defectos que más me molestan de mis padres son aquellos que me resultan más odiosos en una persona, y no voy a hacer la lista ahora porque no viene al caso. Además son los defectos que siempre me han molestado de ellos y por si fuera poco, son también mis principales defectos, y a los que más me cuesta enfrentarme. Y es eso lo que en verdad me molesta, un reconocimiento tácito de estar cometiendo de manera consuetudinaria los mismos errores que mis padres, producto de haber adquirido los mismos defectos.

Esa fue la principal razón para mudarme de casa de mis padres. La situación llego a convertirse en un círculo vicioso del que solo iba a obtener lo que no quiero. No es que no me guste parecerme a mis padres, les debo mucho, son los mejores padres del mundo, son mis padres los únicos que tengo y a la par de sus defectos tienen muchas virtudes que me gustaría tener, pero se convirtió en una necesidad para mi romper ese círculo vicioso.

Dicen que el primer paso para cambiar tus defectos es darte cuenta de su existencia, y es cierto. Espero que este sea el principio del camino para lograr cambiar esas cosas que me molestan de mi mismo y terminar aceptando su existencia en los demas, en especial en mis padres, y tener así un poco más de paciencia.

No puedes cambiar el mundo si no te cambias a ti mismo, dijo alguien una vez...

Una cosa a la vez, un paso a la vez...

noviembre 07, 2005

Aquellos tiempos...

Diálogo típico de un día cualquiera en la universidad:

- Epale, Carne molía, dice el guyanes que te apures o te quedas...

O bien:

- Hey Cabeza 'e bloque ¿no has visto al nene?
- Si te dejo dicho que ya venía. Que está rehaciendo la portada del trabajo para incluir a carne molia.
- Este si es arre....

Otro ejemplo:

- Epale cara' e muela nos has visto a los muchachos.
- Si estan de guardia en la escalera con las ratas de mecánica.
- ¿Quien está ahi?.
- El chupa, cuarto'e pollo, Sandy, el guyanes casi todos, hoy no entro nadie a clase...

Si. Así nos tratabamos en aquellos días que no volveran. Casi desde el primer día de clase del primer semestre, todos y cada uno de nosotros asumio un nombre artístico como parte de nuestro estilo de vida del momento. Eso era entre los que estudiamos sistemas, pero la cosa se puso peor cuando empezamos a ser uña y mugre de los roedores de mecánica. No se de donde salió esta afinidad, pero por lo que he sabido no eramos la única universidad en la que los desquiciados de sistemas andan para arriba y para abajos con los roedores de marca mayor de mecánica. La cosa llego al punto de casi al final de la carrera, alguien preguntaba por uno de los muchachos, por lo general un profesor, y había que hacer toda una investigación para identificar al solicitado, porque ninguno de los interpelados recordaba el nombre real de la mayoría de los compinches.

Esto lo recorde, porque hace un par de días me encontre con uno de estos chicos con los que solía frecuentar. Los dos en medio de tramites bancarios, y no hubo forma ni manera de que yo recordara su nombre, y él mio. Se podrán imaginar la escena, en medio de una agencia bancaria, al más puro estilo universitario, es decir a pleno pulmon, par de ingenieros saludandose de la siguiente manera:

- Epale bicha, que más que nuevo...
- Hola bicha, todo bien...

Y por ese estilo siguió la conversación. A estas altura todavía no recuerdo su nombre, se que compartirmos algunas cosas en la universidad, y que es posible que volvamos a coincidir, en otros sitios, y a pesar de lo logrado por ambos seguiremos siendo los ingenieros bicha, o mejor, las bichas sin título. Esa es una de las cosas que más me gustaba de compartir con los mecánicos y los de sistemas. No había acartonamiento, cero formalismos, y sigue siendo así después de que casi todos terminamos de estudiar. Todavía nos encontramos a media calle y en lugar de un ingeniero empalagosamente formal, lo que se escucha es un informal biiiicha.... o cuarto 'e pollo, o guyanes, o mala suerte, o carne molía, o Sandy, o como quiera que nos llamaran...





noviembre 03, 2005

Para el Angel L...

Todo el mundo tiene por lo menos un ángel de la guarda, pero ella parece tener varios. Antes de conocerla había escuchado a dos de sus angeles hablar de ella, por supuesto, solo cosas buenas. Pero debo reconocer, que toda esa información me pareció poco relevante para el momento, y no le preste mucha atención. Eso hasta el día en que la conocí en persona. Resulto ser una de esas mujeres peligrosas, por ser bella, inteligente y además saber escuchar, cosa poco común entre las feminas. Por lo menos esa fue la impresión que me dio. No se si su silencio del momento se debió a mi presencia, a su timidez o su habilidad para escuchar. Esa poco común mezcla de atributos hizo que dejara huella en mi recuerdo, una huella compuesta de atracción y de curiosidad. No voy a negar que al conocerla me resulto atractiva por su físico, al tratarla lo resulto más aun por su forma de ser, pero hay algo más que la hace mucho más atractiva aún. No supe y no se todavía lo que es. Quiero averiguarlo, pero depende de ella. Acercarme no ha sido fácil, sus angeles hacen un muy buen trabajo cuidándola. Y alguien con sus cualidades, ameritaba una forma diferente de acercarse, y creo que me equivoque en la selección, todavía no lo se. Sabe hacerse la interesante, y muy bien.

Además no solo guarda silencio para escuchar a su interlocutor de turno, sabe también guardarlo para aumentar su encanto. Tal vez, con ello quiera mantenerme a raya, pero consigue lo contrario, incrementa mi interés en ella. Por eso ahora busco la forma de acercarme a ese angel que hay en ella, ¿será que me lo permite?...

noviembre 01, 2005

Desorden...

Quiero escribir pero no consigo dar con más de dos frases seguidas y coherentes, o tan siquiera que me gusten a mi, sin importar la coherencia. Mi musa se divorció de mi por incompatibilidad de sueños y sentimientos. Mis ideas y sentimientos flotan en mi cabeza como en una zona con gravedad cero, cada una, o uno, evitando un encuentro cercano de cualquier tipo con la cordura. El monstruo de la rutina quiere adueñarse de mi alma, me niego, me resisto, no se si pueda vencerlo. El también aporta lo suyo a la ausencia de la palabra...

Me levanto cada mañana, buscando soluciones, alternativas, respuestas, pero sobre todo preguntas. Diciéndome a mi mismo, que ese día he de dar con la pregunta que le de sentido a todo lo demás. La pregunta que me de una razón para hacer las cosas diferentes. Porque en este momento ni siquiera se si me formulo las interrogantes correctas. Si yo soy correcto...


octubre 27, 2005

¿Título?...

Soy ingeniero. Pero que me hace un ingieniero, que lo diga el papelito por el que uno se desvela por lo menos cinco años, que dice algo asi como que el bachiller C.M (no es co... de... m.. aclaro, son mis iniciales) ha cumplido con todos los requisitos académicos y de ley, bla, bla bla. O que las personas que reciben el beneficio directo de mi trabajo, ya sea como mis jefes o como clientes de la compañía para la que trabajo me llamen ingeniero.

No creo, en ninguna de las dos. A decir verdad, no siento, ni percibo ninguna diferencia real entre la persona que soy ahora y la que era cuando solo era bachiller. A no ser un cúmulo de responsabilidades laborales, y algunas cuantas personales, que la mayoría de las veces no pedi, y que quisiera enviar a pasear, pero que vinieron por la condiciones del trabajo o por lo que para el resto del mundo deberían ser las responsabilidades de una persona con un "título".

Nunca me gustaron los títulos, y siguen sin gustarme, cada vez que toca presentarme prefiero hacerlo solo por mi nombre, sin títulos. Pienso que la descripción de la forma en que me gano la vida, que me parece es para lo único que sirve el agregarlo antes del nombre, no me hará una mejor o peor persona. A lo sumo alguien algo pretencioso a los ojos de los demás. Y tampoco hará mas viable una relación del tipo que sea con las otras personas.

Entonces, ¿para qué diablos sirve el título?...

octubre 22, 2005

Historias...

¿Qué clase de cuentos prefieres, las historias de hadas con final felices o las tragedias románticas al estilo de Shakespear, con finales tragicos ?. Ninguna de las dos respondí, prefiero las historias de la vida real. Esas donde el protagonista es heroe y antagonista al mismo tiempo, o la del protagonista que cree con tal fe en su amor que es capaz de decir "pegame cacho pero no me dejes", que aunque parezca un chiste los hay, más de lo que tú o yo podamos creer, y no solo en el lado femenino del protagonismo, también los hay entre los hombres.

O la trillada, la del heroe victima que cree estar casado o relacionado con alguien que al final termina siendo un completo desconocido. O bien, la del que solo puede describir su relación con la frase de la canción de Sabina (creo), "estar contigo es estar solo dos veces"...

Y es que aunque no parezca la vida real es mucho más dramática, interesante y complicada de lo que cualquier trama novelesca de cualquier medio pueda llegar a mostrar. Porque escenas como esa en la que todos los implicados en una trama van al mismo restaurante de una ciudad con más de un millón de habitantes, por poner un ejemplo, suceden muy a menudo en la vida real, aunque usted no lo crea, comoo dirían, y aun cuando para uno que no ha pasado todavía por la experiencia le parezca algo más que imposible.

Esta idea no tiene nada de original. Cualquiera que halla trabajado en algún momento o trabaje como escritor de tele o radio novelas, culebrones para decirlo en cristiano, puede decirtelo, nada como la vida diaria para obtener ideas truculentas que plasmar en una trama de ficción. En cualquier caso, lo nuevo que podría proponerte es una pregunta: ¿te atreves a contarme tu historia de novela?, todos tenemos una, aunque nos empeñemos en negarlo u ocultarlo. Por quien se entera no te preocupes, tu historia será tan privada como puede serlo la Internet.

octubre 17, 2005

Amigo...

Adelante, si es lo que quieres. Como tu hermano quisiera evitarte el error, como tu amigo intente ayudarte a ver las cosas de la forma que me parece la correcta, pero tú te empeñas. No se que va a resultar de lo que haces o si, vas a rodar hasta el fondo, envuelto en el niño al que le diste el control de tu raciocinio, o abrazado al animal que representa la salvajada que estas haciendo, que no se cual es, por cierto. A ver cual de los tres llega al final. Vas a meter no una sino las cuatro extremidades como el animal que a veces solemos ser, que casi siempre sueles ser cuando se te mete una idea en la cabeza. No puedo hacer más, solo sentarme en la orilla a esperar que llegues al fondo para después tenderte la mano y ayudarte a salir, a riesgo evidente de que me arrastres a mi también, y a mucha gente en el proceso. No sin antes decirte te lo dije, porque lo hice, Dios sabe que lo hice y tú también. No de forma delicada, porque la delicadeza no es lo que más abunda en nuestra relación. Directos, ese es nuestro estilo, sobre todo entre nosotros mismos. Decimos lo que hay que decir y a llorar al valle, seguimos siendo amigos aunque no nos guste lo que hace el otro en ese momento. Pero voy a dejar claro, aquí y ahora que me parece que estas cometiendo la cagada más grande de toda tú vida, y mira que hemos hecho unas cuantas juntos y cada uno por su lado, pero aqui seguimos y seguiremos.

Una cosa más, hace tiempo les dije a ambos, no me hagan escoger entre uno y otro porque los dos son mis amigos, no se hagan daño el uno al otro porque los dos son mis amigos. En todo esto ella lleva las de perder, con mucha ventaja. Ella necesita más de mi ayuda que tú, lo que podía hacer por ti ya lo hice. Es ella quien tendrá la prioridad en cuanto a la ayuda, te guste o no te va tocar esperar, te arreches o no te toca esperar ahora, a menos que llegues al fondo por la vía más rapida...

Piense, hermarno, piense, no se heche ese carro de mierda encima usted solo...

octubre 14, 2005

Perdido...

Persigo un cuerpo sin rostro,
un sentimiento sin objeto.

Busco en todas partes aquello que he perdido,
por momentos creo que no he de recuperarlo nunca.

Me pierdo, dejo de ser yo en medio de las rutinas,
necesito...

Una, dos, tres cuantas veces he de intentarlo,
cuanto tiempo he de perseguir un fantasma,
la sombra de un amor,
hasta la palabra se vuelve rutina...

Cuanto tiempo he de ser persguido por mis miedos,
por los de los demás...

Solo, ante el espejo, no distingo mi imagen,
no es mi reflejo el que me muestra,
no quiero ser esa existencia incompleta que se perfila delante de mi...

El silencio de mi existencia grita,
el hábito de la ausencia ahoga las raíces de mi alma,
me pierdo,
me encuentro,
dudo,
caigo,
a donde me lleva...

Quiero ser yo,
necesito ser...

octubre 11, 2005

Shakespereano...

El Rey Lear, Primer Acto, Escena II

Edmundo: Ésta es la magnifica estupidez del mundo, que cuando enfermamos en fortuna - a menudo por los hartazgo de nuestra propia conducta - echamos la culpa de nuestros desastres al sol, a la luna y a las estrellas, como si fueramos villanos por necesidad, idiotas por obligación celestial, villanos, ladrones y traidores por el influjo de las esferas; borrachos, embusteros, y adúlteros por forzosa obediencia a la influencia planetaria, y todo aquello en que somos malos, por un impulso divino. ¿Admirable evasión de putañero, echar la culpa de ser tan rijoso como un chivo, a cargo de una estrella...

Creo que Shakspeare no tuvo que leer la Culpa es de la Vaca para saber de que iba el asunto de las responsabilidades. Fue el primer guru de la literatura de auotayuda, je,je,je...

octubre 10, 2005

De las mujeres y los hombres...

Las mujeres no nacieron para ser comprendidas, nacieron para ser amadas. Pero incluso eso se torna difícil en ciertos momentos, pero no por causa de ellas. La mayoría de las mujeres que conozco y he conocido no dudan en decir que los hombres somos unos perros, y en muchos casos lo dicen con base en la experiencia, pero no de una, sino de varias ocasiones.

El hombre es el único animal que tropieza n veces con la misma piedra, pero cuando se trata de relcionarse con el mal llamado sexo débil me atrevo a decir que nos matamos producto de los coñazos que nos damos en la rodada, y seguimos cometiendo los mismos errores. Para muestra un botón.

Yo no se quien fue el que inició el mito del hombre como conquistador de la mujer, pero quien lo hizo estaba miando de espalda al perol, por decir lo menos. Ese es uno de los grandes mitos del hombre. Uno no escoge, a uno lo escogen. Si, lamento decepcionarlos a mis congeneres masculinos, pero es la verdad más pura que existe. Cuando una mujer le dice que si a un hombre no es que él la halla conquistado o que la tenga loquita como dicen algunos. La verdad es que ella ya lo ha visto, lo ha estudiado, ha determinado sus puntos débiles y fuertes, en resumen lo tiene precisado, estudiado hasta en la forma de caminar. Olvidense del tango que Gardel murió caballeros, como dice alguien por ahi. Mis estimados compañeros de genero, uno no escoge, no caza, no conquista, uno es el conquistado, uno es la victima no el depredador. Son ellas las que deciden si uno va a llegar a algún sitio con ellas o no. En una frase, el pendejo en la relación es uno.

Hay otro mito que lejos de ayudar lo que hace es causar más problemas en las relaciones hombre mujer. Y es el que dice que se es más hombre mientras más mujeres se tenga. FALSO. Primero tener más de una relación al mismo tiempo es un peligro económico y sicológico enorme. En el mejor de los casos, o se termina arruinado o loco, cuando se intenta sostener más de una relación al mismo tiempo, las dos cosas por regla general. En mi opinión, y como diría Arjona, se requiere más hombría para mantener contenta a una sola mujer todo el tiempo, que hacerlo con varias.

Por otro lado, ese mito de que en nuestro país le tocan siete mujeres a cada hombre (ocho si se vive en Upata), ha sido desmentido de forma estadística por el último censo de población, del que hasta la fecha no se conocen todos los resultados.

La causa de toda esta disgreción, de la que dudo tenga algo de filosófico, es un comentario que me hacía una amiga hace algunos días en cuanto a otra femina de evidentes encantos y atractivos pero que prefería estar sola o como decía mi amiga prefiere "la inseminación artificial que es para lo único que sirven ustedes". No pudo argumentar en contra de tal postulado, solo me quedo reconocer que no todos somos iguales, pero aquellos que queremos hacer las cosas bien , marcar la diferencia, terminamos pagando las consecuencias de los cretinos que se comportan como si los mitos de los que hablaba antes, y otros que no mencione, fueran una verdad absoluta.

octubre 07, 2005

Decisiones...

Hay situaciones en las que todas las opciones representan un pérdida. Es lo que los que saben de análisis situacional llaman situaciones perder - perder. La lógica indica que la mejor decisión sería escoger aquella alternativa en la que menos se pierda, pero por esas cosas de la vida esa siempre resulta ser la menos agradable (¿cómo te explico?), o mejor dicho la que a uno menos les gusta.

Por ejemplo, cuando hay una pareja de amigos en conflicto. Mi abuela decía, que en los peos de pareja los terceros sobran, porque lo que hacen es joder y siempre terminan con los platos en la cabeza. Pero cuando son amigos de verdad resulta difícil ver que tienen problemas y no ayudarlos, siempre he pensado que es en esos momentos en los que se demuestra la verdadera amistad. Ya de por si el sentido común me dice que no debo meterme, pero no puedo evitarlo, los dos son mis amigos. Y ese es la otra parte del problema. Si tomo partido por uno de los dos, cualquiera sea, el otro se arrecha. Si les digo que los dos la están cagando (cosa que en mi opinión es lo que realmente esta pasando), los dos se van a arrechar, y si no intervengo en lo absoluto los dos van a pensar que soy un rata, un mal amigo. Ninguna de las opciones me gusta, en todas puedo perder algo que no estoy dispuesto a perder.

El sentido común me dice que huya por la derecha, pero el sentimiento de amistad me dice que debo hacer algo, y la lógica me dice que en cualquiera de los casos voy a salir jodido...

Y entonces...

octubre 03, 2005

Un año...

HACE UN AÑO...

UNO- UNO
UNO - UNO - UNO
UNO - UNO - UNO - UNO
UNO - UNO - UNO - UNO - UNO
UNO - UNO NO - UNO - UNO
UNO - UNO NO - UNO - UNO
NO - UNO - UNO
NO - UNO - UNO
NO - UNO - UNO
NO - UNO - UNO
NO - UNO - UNO
NO - UNO - UNO
NO - UNO - UNO
NO - UNO - UNO
NO - UNO - UNO